Lucía de los Ángeles

De Catálogo de Santas Vivas
Revisión del 19:28 27 oct 2020 de Anaritasoares (discusión | contribuciones) (Criterios de edición)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar
Lucía de los Ángeles
Nombre Lucía de los Ángeles
Orden Jerónimas
Títulos Monja del Convento de San Pablo de Toledo
Fecha de nacimiento 1453
Fecha de fallecimiento 1557
Lugar de fallecimiento Toledo, España

Vida impresa

Ed. de Mar Cortés Timoner; fecha de edición: diciembre de 2019; fecha de modificación: octubre de 2020.

Fuente

  • Alonso de Villegas, Addicion a la Tercera Parte del Flos sanctorum: en que se ponen vidas de varones illustres, los quales, aunque no estan canonizados, mas piadosamente se cree dellos que gozan de Dios por auer sido sus vidas famosas en virtudes... Toledo: por Juan y Pedro Rodríguez hermanos, 1589.

Criterios de edición

El relato aparece a partir de la impresión de 1589 de la Adición de la Tercera Parte del Flos Sanctorum (cuya primera impresión está fechada en 1588) de Alonso de Villegas. Se integra en el apartado 193, que está dedicado a María García y María de Ajofrín y destaca la ejemplaridad de religiosas relacionadas con el convento de jerónimas de San Pablo de Toledo.

Se siguen los criterios establecidos en el catálogo para fuentes impresas pero se han mantenido las contracciones; también se ha respetado la conjugación “y” ante una palabra iniciada con i. Asimismo, para facilitar la localización de los textos, se indica el folio (r-v) y la columna correspondiente (a-b).

Vida de Lucía de los Ángeles

[Fol. 65r col. a] Lucía de los Ángeles fue monja en este convento de San Pablo de Toledo desde que las beatas hicieron profesión, de las cuales era ella; y vivió siempre con mucho cuidado del servicio de Dios. Era procuradora en tiempo de carestía y nunca le faltó la provisión de la casa, antes le sobraba teniéndolo como por milagro algunas monjas que le ayudaban en el oficio. Fue muy devota de la Santa Pasión y compadecíase por extremo de las almas de Purgatorio haciendo bien por ellas, de las cuales algunas se le aparecieron y pedían socorro; y entendíase esto ser así porque las religiosas que dormían en su compañía la oían que hablaba de noche y respondía a quien le hablaba. Fue grandemente humilde. Era de todos llamada la Santa. Parecía que conocía lo interior de una persona dando avisos y consejos en negocios bien ocultos y secretos.

Murió de ciento y cuatro años, día de San Juan de Portalatina. Quedó en su celda por muchos días un suavisímo olor. Fue su muerte año de 1557 [1].

Notas

[1] En el lateral izquierdo se escribe de nuevo la fecha del fallecimiento.