Guiomar de Meneses

De Catálogo de Santas Vivas
Saltar a: navegación, buscar
Guiomar de Meneses
Nombre Guiomar de Meneses
Estado Mujer casada
Título Fundadora del monasterio de Santa Mater Dei y del Hospital de la Misericordia
Fecha de nacimiento ¿Primera mitad del siglo XV?
Fecha de fallecimiento ¿Segunda mitad del siglo XV?

Vida impresa

Ed. de Verónica Torres Martín; fecha de edición: febrero de 2021.

Fuente

  • Alcocer, Pedro de, 1554. “Libro segundo, en que particularmente se escrive el principio, y fundamento desta sancta yglesia de Toledo…”, Hystoria o descripcion de la Imperial cibdad de Toledo. Con todas las cosas acontecidas en ella, desde su principio, y fundacion. Adonde se tocan y refieren muchas antigüedades, y cosas notables de la Hystoria general de España, Toledo: Juan Ferrer, 1554, fols. 118v [116v] col. b – 120r [118r] col. a [1].

Criterios de edición

El relato aparece en el libro segundo de la Historia, o descripción de la Imperial ciudad de Toledo, impreso en 1554, en el que se describe la fundación de los monasterios, hospitales y lugares píos de la ciudad de Toledo. La vida de Guiomar de Meneses se integra en el trigésimo tercer capítulo, en el que se habla sobre el monasterio de las beatas que llaman Santa Mater Dei y, más adelante, en el capítulo trigésimo séptimo, en el que se ejemplifica el comienzo del Hospital de la Misericordia.

Se siguen los criterios establecidos en el catálogo para fuentes impresas. Se ha decidido respetar la morfología de las palabras con interés morfológico o fonológico con la intención de no perder los valores fonéticos, léxicos y sintácticos de la época. Asimismo, se ha decidido conservar las grafías de sibilantes por tratarse de un impreso de mediados del siglo XVI. Se han conservado, también, Además, para facilitar la localización del texto, se indica el folio (r-v) y la columna correspondiente (a-b).

Vida de Guiomar de Meneses

Capítulo XXXIII

Del monesterio de las beatas que llaman Santa Mater Dei

[fol. 118v col. b] El monesterio de religiosas llamado Santa Mater Dei, que vulgarmente llaman las Beatas de Lope Gaytán, fue en su principio fundado por doña Yomar de Meneses, mujer de Lope Gaytán, que, conociendo la santidad de la dicha su mujer, la dexó al tiempo de su finamiento por su universal heredera para que ella, como tal, los repartiesse y distribuyesse, según entre ellos se cree que lo tenían platicado y comunicado. Y esto hizo el dicho Lope Gaytán (no obstante los pleitos que sobre ello había tenido y tenía con algunos de sus parientes que pretendían tener derecho a mucha parte de su hazienda, según después pareció), [2] en que la dicha doña Yomar (por descargo del alma de su marido y suya) restituyó a Gonçalo Gaytán, sobrino del dicho Lope Gaytán, todo el mayoradgo que hoy possee Luis Gaytán, casándole con doña Blanca, su sobrina, con que todos los pleitos que antes tenía [fol. 118r col. a] cessaron. Y esto acabado, siendo esta doña Yomar muy católica cristiana, distribuyó los bienes que le quedaron de esta manera: dio a los frailes observantes de la Orden de San Francisco y a fray Alonso de Borox, su reformador, una casa y una heredad que tenía en la Bastida, a la parte meridional de esta ciudad, adonde estos religiosos primero assentaron; dio a los religiosos [3] de San Pedro mártir la dehesa que llaman la torre de Fernán Gudiel para curar los enfermos del dicho monesterio y para una capellanía; fundó también el Hospital de la Misericordia, dotándole de gran parte de su hazienda, como luego diremos. Y demás de estas santas obras, fundó esta señora en su vida el monesterio de estas devotas religiosas de Santa Mater Dei, que quiso que viviessen debaxo de regla voluntaria, porque vido la dissolución de algunas religiosas de su tiempo, y primero las puso en una casa, cerca de Santa Leocadia, de adonde por la estrechura que tenía las mudó a las casas donde agora están, que era parte de las suyas, y otras que compró en que metió 13 honestas religiosas y las dotó de la dehesa de los Álamos y de otras cosas, en el cual monesterio viven estas religiosas con grande honestidad.

[…]

Capítulo XXXVII

Del Hospital de la Misericordia, y de su comienço

[fol. 120r col. a] El tercero hospital de esta ciudad, y en el que reluze mucho la caridad, es el que llaman de la Misericordia, y con muy justa razón según la que de contino en él se haze. El cual fue en su principio fundado en el año del Señor de 1445 años por la católica doña Yomar de Meneses, mujer de Lope Gaytán, de quien ya habemos hecho relación, la cual con gran caridad fundó este hospital en sus propias casas, como queda dicho. Aunque poco antes de esto, algunos buenos hombres, movidos con caridad, habían puesto en la casa de uno de ellos algunas camas en que curaban los que podían por amor de Nuestro Señor. Lo cual, visto por esta santa mujer, y que estos hombres por su necessidad no podían llevar adelante este propósito, fundó el dicho hospital en sus casas propias, como queda dicho, y dotole lo mejor que ella pudo dándole la dehesa de Bujaçadán y Gallegos, y los molinos y batanes de Solanilla y otras muchas cosas. Lo cual se ha en gran manera después acá acrecentado, porque otras algunas personas, viendo las buenas obras que [fol. 120r col. b] en este hospital de contino se hazen, le han dotado de otras muchas tantas [4] y posessiones. Ansí para la cura y remedio de los pobres que en el ala continua se curan, que son muchos, como para casamiento de huérfanas pobres que en él cada año se casan, en que se gasta toda la limosna que para ellos está diputada, que es en mucha cantidad conforme a la voluntad de los que lo han dexado. Y las cosas del dicho hospital son regidas y administradas santa y sabiamente por cincuenta y dos nobles varones que llaman Hermanos, que tienen cargo de su continua administración y acrecentamiento, sirviendo cada uno de ellos su semana por orden, los presentes por los ausentes, en la cual cada uno tiene grande y especial cuidado de los pobres que hay en el dicho hospital, procurando que sean curados con gran regalo y que les sean administradas todas las cosas convenientes a su salud en que se haze gran servicio a Nuestro Señor y gran bien a los pobres.

Notas

[1] Ejemplar mal foliado, pues aparece como CXVIII cuando debería ser CXVI y CXX cuando debería ser CXVIII.

[2] Paréntesis añadido, pues no aparecía el del cierre.

[3] Figura en el texto original: “religioso”, se ha subsanado la errata para mantener la concordancia de número.

[4] Figura en el texto original: “tentas”, se ha subsanado la errata.